Anula una patente cuando esta te ataque.

Hoy en día las demandas por infracción de patente son habituales. Si tu alguien te acusa de haber infringido su patente, lo primero que deberías hacer es asegurarte que dicha patente no es nula. ¿Cómo?

Todas las patentes deben ser nuevas, tener actividad inventiva y aplicación industrial. La concesión de una patente por una Oficina de Patentes y Marcas (por ejemplo la española) no asegura que dicha patente cumpla dichos requisitos. Específicamente la legislación establece que la patente se concede sin perjuicios de terceros.

En este sentido si conseguimos demostrar que la patente se concedió aun cuando incumplía alguno de los requisitos antes mencionados (novedad, actividad inventiva, aplicación industrial) la patente será nula de pleno derecho y consecuentemente nadie la podrá infringir.

Ahorra tiempo y dinero estudiando si realmente la patente que te ataca es nula. Contrata nuestro servicio de investigación Free-to-Use.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.