KUKUXUMUSU y la transformación de obras intelectuales cedidas a terceros

El pasado mes de marzo de 2017, el Juzgado de la Mercantil de Pamplona condenó a Mikel Urmeneta, creador de los dibujos de Kukuxumusu, por infracción de los derechos de la propiedad intelectual de la empresa Kukuxumusu, a quien el primero había cedido los derechos de explotación de su obra anteriormente.

La sentencia estima que las nuevas creaciones de Urmeneta, suponen una transformación no autorizada de las obras cedidas a la empresa, y que su comercialización infringen los derechos patrimoniales de los que el cesionario de la obra es titular en la actualidad.

La relevancia del caso se encuentra pues en determinar, en primer lugar, si la cesión de los derechos de explotación acordada incluía el derecho de transformación de las obras cedidas. Si fuera así, como parece, entonces la segunda cuestión es si las nuevas creaciones de Urmeneta suponen una transformación de las obras y personajes cedidos a Kukuxumusu, o por el contrario, se trata de nuevas creaciones independientes que solo comparten un estilo gráfico determinado.

En el primer supuesto, cualquier transformación que se comercializara sin la autorización del titular del derecho supone una infracción de la propiedad intelectual. En el segundo supuesto, no existiría infracción, pues los estilos no son protegibles. En este caso, si como indica la sentencia, se han reutilizado algunos de los personajes más conocidos de la línea Kukuxumusu, nos encontraríamos ante una infracción del derecho de transformación cedido a la empresa demandante.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.