La Propiedad Intelectual

La Propiedad Intelectual está integrada por una serie de derechos de carácter personal y/o patrimonial que atribuyen al autor y a otros titulares la disposición y explotación de sus obras y prestaciones (aprobada por el Real Decreto Legislativo 1/1996).

La propiedad intelectual protege las obras reguladas mediante los derechos de autor, es decir, abarca todo lo que tenga que ver con materia intelectual. Protege las obras literarias, fotografías, programas de ordenador, todo lo que tenga que ver con la creación del autor, estando sus titulares cubiertos sin que se exija el cumplimiento de ningún requisito formal.

La P. I. protege:

1.- Contratos de explotación de Derechos de Autor:

Los derechos de autor protege a los titulares sus obras mediante los siguientes contratos:

  • Contratos de edición
  • Contratos de representación teatral y ejecución musical
  • Contratos de transformación para todo tipo de obras
  • Contratos discográficos y fonográficos
  • Contratos de representación de artistas 
  • Contratos de merchandising
  • Contratos de encargo de obra
  • Acuerdos de elaboración entre coautores o participantes en una obra colectiva
  • Estatutos de entidades culturales
  • Convenios de colaboración autor-empresa 
  • Acuerdos de colaboración entre coautores o participantes en una obra colectivaEstatutos de entidades culturales
  • Convenios de colaboración autor-empresa
  • Contratos de confidencialidad

2.- La protección de obras de la propiedad intelectual.

El Derecho de autor protege todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro, comprendiéndose entre ellas:

  • Registro de una obra arquitectónica.
  • La protección de obras literarias
  • La protección de obras musicales
  • La protección de obras de teatro y escénicas.
  • La protección de obras cinematográficas y audiovisuales.
  • La protección de obras de arte.
  • La protección de obras de arquitectura.
  • La protección de obras de fotografía.
  • La protección del software.
  • La aplicación de las obras multimedia.
  • La protección de traducciones, arreglos musicales, adaptaciones y otras obras derivadas por la propiedad intelectual.
  • La protección de los diseños de ropa.
  • La protección de obras de joyería.

3.- Trámites con las entidades de Gestión de Derechos de Autor:

Tienen por objeto “la gestión de derechos de explotación u otros de carácter patrimonial, por cuenta y en interés de varios autores u otros titulares de derechos de propiedad intelectual”.

Estas entidades, que en España se han constituido (sin ánimo de lucro) como asociaciones de titulares de derechos de propiedad intelectual (autores, artistas, productores, etc), deben contar con la autorización del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para funcionar como tales.

4.- Registro de la Propiedad Intelectual o Derechos de Autor:

Los derechos de autor son el reconocimiento que hace el Estado a favor de todo creador de obras literarias y artísticas previstas en el artículo 13 de esta Ley, en virtud del cual otorga su protección para que el autor goce de prerrogativas y privilegios exclusivos de carácter personal y patrimonial. Los primeros integran el llamado derecho moral y los segundos, el patrimonial. Este se refiere a las obras literarias y artísticas, es decir, se refieren a los derechos que tienen los artistas sobre sus obras, los derechos de los intérpretes sobre sus ejecuciones e interpretaciones, los derechos de los autores de fonogramas sobre sus grabaciones y los derechos de las empresas de radiodifusión sobre sus programas, tanto de radio como de televisión.

El titular de los derechos de autor goza de derechos exclusivos respecto de:

  • Reproducir la obra en copias o fonogramas.
  • Preparar obras derivadas basadas en la obra.
  • Distribuir copias o fonogramas de la obra al público vendiéndolas o haciendo otro tipo de transferencias de propiedad.
  • Presentar  la obra públicamente.
  • Mostrar la obra públicamente.

Para más información, consúltamos sin compromiso alguna a:

Estamos a vuestra disposición. Consultarnos.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Propiedad Intelectual. Guarda el enlace permanente.